• SomosMas

José Luis Benito: para tener una infraestructura competitiva se necesitan Q95 mil millones

El ministro de Comunicaciones ha defendido y sigue defendiendo el Libramiento de Chimaltenango, aunque ahora duda que el proyecto sea recibido por el gobierno de Jimmy Morales, a menos que estén plenamente satisfechos con la obra. De lo contrario, el próximo gobierno deberá asumir la responsabilidad o ejecutar las fianzas, si no están satisfechos.


El ministro de Comunicaciones asegura que para que el país tenga una red de infraestructura vial competitiva se necesita una inversión de más de Q95 mil millones en los próximos 12 años, por ahora, el próximo gobierno deberá acomodar un presupuesto de unos Q6 mil millones para mantener una red de carreteras que, insiste, está en óptimas condiciones en más de un 80%.

José Benito, uno de los ministros más cercanos a Jimmy Morales abrió su oficina a Prensa Libre y explicó que el proyecto de Chimaltenango estará listo y funcionando, sino en este gobierno en el siguiente, pero hay garantías que blindan la inversión hecha.

¿Qué pasó en el Libramiento y cuál es el futuro?

Es una obra importante, no solo por su necesidad, sino por el volumen de su infraestructura. Se hicieron movimientos de tierra muy grandes, como excavaciones de hasta de 60 metros para abrir la brecha, también se rellenaron barrancos donde se colocaron muros de contención para sostener el relleno de hasta 27 metros de profundidad.

El talud que nos presentó inconvenientes es el de la estación 61. Tuvimos tres zonas afectadas por derrumbes, porque se registró una recarga fuerte de lluvia. En el primer derrumbe tuvimos una precipitación de 48 milímetros, que era lo esperado para 15 días y no en 24 horas. Con esto se puede decir que no fue una prueba de fuego, sino de agua, porque en esta estación hay una recarga hídrica.

¿Qué se está haciendo en estos momentos?

La empresa está reduciendo los ángulos del talud, el cual se está desgastando y con esto se reducirá el riesgo de que caiga más masa de tierra sobre la ruta. Además, se están haciendo estudios para la conducción de la recarga hídrica hacia los sistemas de drenajes. Este talud se hizo en el verano.

El contrato de construcción del Libramiento es del 2014, no es de ahora. La obra no se ha recepcionado y las fianzas están favor del Estado, para que, en caso no se entregue la obra a satisfacción del Ministerio de Comunicaciones, estamos en la disponibilidad de ejecutar las fianzas, lo cual no vemos necesario en estos momentos, porque el plazo contractual no ha vencido y la empresa está ejecutando el desgaste del talud.

El libramiento está abierto de 6 de la mañana a 5 de la tarde, y en la noche se cierra porque se están efectuando movimientos de tierra del talud que caen en la cinta asfáltica y se retiran antes de abrirlo en la mañana.

¿Cuándo se terminarían estos trabajos?

Esperamos que terminen el 15 de noviembre para comenzar el desgaste del talud que se ubica en el otro lado.  El compromiso de la empresa es que para el 30 de noviembre tenemos ya terminado el desgaste del talud y adicionalmente los estudios de los geofísicos que ellos contrataron, con lo cual esperaríamos darle una solución total al libramiento.

Este contrato tiene garantía de hasta 60 meses después de recepcionada la obra, donde la empresa es la responsable de cualquier desperfecto. El resto del Libramiento quedo intocable, en buenas condiciones. Si esto no se lograra tenemos todas las fianzas.

¿Cuándo se recibiría o se inauguraría la obra?

Solo se ha aperturado, y aunque la empresa solicitó en marzo una comisión de recepción, no le fue autorizada. Se le dio plazo hasta el 29 de noviembre para que solucione estos inconvenientes y ellos están en esa línea. El departamento de construcciones de la Dirección General de Caminos hará una visita técnica para hacer una evaluación visual y en caso sea satisfactoria el director de Caminos procederá a nombra la comisión de recepción, quien hará un análisis más completo para ver si cumple con todos los requerimientos. Esta Comisión es la que decide si se recepciona la obra o se ejecuta la fianza por incumplimiento.

¿Será inaugurada por este Gobierno?

Depende, porque después del acta de recepción viene la de liquidación y ese proceso dura unos tres meses. Podría ser recepcionada por este Gobierno siempre y cuando haya cumplido con todas aquellas condiciones que aparecen en el contrato de la obra.

¿Se dice que no se requería mucho conocimiento para saber que la inclinación de los taludes debía ser mayor?

Nosotros nos regimos bajo el Libro azul, que es el que guía toda la obra en cuanto a renglones de trabajo, de cómo debe ejecutarse la obra pública a nivel carreteras en el país. Establece que el nivel de inclinación debe ser de 75 grados, pero nosotros, en este caso, lo vamos a llevar a 45; sin embargo, esto hace que se incurra en costos adicionales, porque hay que comprar más derechos de vía, más movimientos de tierra.

¿Se adquirirá más terreno para darle inclinación de 45 grados?

Correcto. Se está adquiriendo más derecho de vía, lo cual no afecta el valor del contrato, porque hay una partida en la Dirección General de Caminos que nos permite la adquisición de este derecho que está fuera del valor del contrato, pero sería solo en la parte afectada. Podrían ser unos tres mil metros cuadrados, el costo aún no lo sé.

¿Y las demás carreteras, en qué estado se encuentran en este aspecto?

La CA-9 Norte, que va de Sanarate al Rancho, ha pasado varias veces al año cerrada por derrumbes y hundimientos y es construida por los taiwaneses, a pesar de que tienen mayor tecnología, conocimiento y recursos. Guatemala presenta una topografía complicada, no es lo mismo hacer una carretera en la Costa Sur que tener que romper montañas.

Los empresarios se han quejado de que las carreteras están hechas pedazos y que estamos entre los países con peor infraestructura vial ¿es cierto?

La CA-2 tenía dos problemas fuertes, porque estuvo destrozada durante 12 años. En la parte de Oriente estaba la empresa Sigma y en la parte de Occidente Odebretch. Cuando hablo de Occidente me refiero a Escuintla, Suchitepéquez, Retalhuleu hasta llegar Tecún Umán, San Marcos.

Al inicio de mi administración se licitaron los eventos de reposición de cinta asfáltica y se señalizó, y se dejó nuevo asfalto desde el kilómetro 144 hasta el 252, en la frontera con Tecún Umán. Luego se atendió la ruta de Escuintla hacia Siquinalá, que también se encontraba destrozada.  Se trabajó a cuatro carriles y quedó sin un solo bache.

Luego comenzamos a trabajar de Siquinalá a Cocales, que es el tramo que nos hace falta para decir que todo la CA-2 occidente está recuperada, no se pudo ampliar a cuatro carriles pero se recapeó.

Esta misma carretera, pero de Escuintla hasta Ciudad Pedro de Alvarado, levantamos en junio cuatro eventos y les dimos seis meses para la ejecución sin posibilidades de ampliación o sea que deben terminar los trabajos en diciembre de este año.

¿Y el total de carreteras de Guatemala?

Solicitamos un estudio al Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) y ellos desarrollaron un estudio del Plan de Desarrollo de la Red Vial, donde por medio de una APP -aplicación de tecnología- que mide las vibraciones, hace un promedio y saca un coeficiente, recorrieron los 7 mil 567 kilómetros que tenemos de red pavimentada y arrojó que el 79 por ciento de la red vial está recuperada de buena a excelente calidad.

Nos falta un 21 por ciento, que son como 904 kilómetros, para decir que nuestra red vial está recuperada. Estos ya están contemplados para el próximo año, algunos ya están licitados, otros aún tienen que hacerse.

Adicionalmente, estamos dejando 90 estudios para que la próxima administración decida qué carreteras son prioritarias para expandir la red. Nosotros nos concentramos en recuperar la red vial, aunque también hicimos algunas nuevas.

Pero el tramo de 17 kilómetros que se encuentra después de Cuatro Caminos, en dirección a Huehuetenango se encuentra destrozado.

Cuando recibí el cargo teníamos ocho contratos donde las empresas habían incumplido sus cronogramas de ejecución y dejaron abandonados los tramos. Entonces, comenzamos un proceso de ejecución de fianzas y se rescindieron los contratos de manera unilateral y se procedió a ejecutar la fianza y se levantaron nuevos eventos de licitación. Lamentablemente, los eventos están adjudicados, pero hubo incumplimientos de las empresas que nos llevaron hasta el punto de denunciarlos penalmente por incumplimiento de contrato. Se levantaron las bases de licitación y algunos de estos contratos, donde están incluido este, ya fue adjudicados a nuevas empresas por lo que esperaríamos que pronto comiencen a trabajar.

¿Por qué se redujo el Presupuesto del Ministerio de Comunicaciones del 2020 y que deberá hacer el nuevo Gobierno?

El Ministerio presentó su plan operativo anual en el mes de julio, ahí iban los recursos para terminar de recuperar la red vial. La próxima administración si va por esa línea tendrá que gestionar ampliaciones presupuestarias para el próximo año, nosotros lo hicimos en el 2019 pues -les asignaron Q5 mil millones- nos faltaban alrededor de Q1mil millones para cumplir con todos los compromisos. De quedarse el presupuesto actual, tendrían que hacer una reprogramación rápida en enero, y con el que se asigne ahora se puede trabajar hasta agosto o septiembre.


¿Cuánto pidieron ustedes?

Pedimos alrededor de Q9 mil millones, pero el primer recorte vino del Ministerio de Finanzas, que es quien evalúa su presupuesto con relación a las fuentes de financiamiento que sean ejecutables, para que exista la disponibilidad de fondos y no solo el espacio presupuestario, y con base a esto hacen su planificación del Presupuesto General del 2020. En ese interín hacen recortes a los diferentes ministerios.

¿Cuál es su opinión de las Alianzas Público-Privadas y el caso de la autopista del Puerto Quetzal?

Realmente no entiendo por qué tenemos una carretera que pasó un año en trámite en el Congreso de la República para su aprobación e improbación del contrato. Es una carretera que urge reparar, se tardaron un año para revisar la ley y la improbaron, pero también lejos de darle al Ministerio de Comunicaciones el presupuesto para que pueda ejecutar la obra, le recortaron. Si hubiera un interés claro en desarrollar y recuperar nuestra red vial por lo menos se debieron incluir los recursos adicionales para recuperar esta carretera de Escuintla Puerto Quetzal. En este momento esta carretera está complemente desfinanciada para ejecutarse ni por parte del Estado ni por la Alianza Público Privada.

¿Qué mensaje lanza al extranjero la no aprobación por parte del Congreso de este proyecto?

De acuerdo con el plan de desarrollo vial trabajado por Pronacom, para que nuestra infraestructura pueda estar a un nivel competitivo en la región para el año 2032 necesitamos una inversión de Q95 mil millones y si sumamos una media de Q4 mil millones anuales de inversión del Ministerio de Comunicaciones, porque no todo el presupuesto puede ir a carreteras, serían Q48 mil millones de aquí al mencionado año.


El Estado no es capaz de tener una red vial competitiva con el Presupuesto que se maneja actualmente, porque a esto hay que sumarle el gasto del mantenimiento de la red actual, por lo tanto, este tipo de Alianzas Público-Privadas son necesarias si el país quiere llegar a tener un nivel de infraestructura óptimo que sea competitivo en la región.

¿Cuánto se necesitaría anualmente para poner en óptimas condiciones las carreteras?


Lo que hemos presentado en nuestro plan operativo anual y que se presenta el 15 de julio es de Q10 mil millones a Q13 mil millones.


La población se queja de que en varias carreteras se forman embudos. Uno de ellos en San Lucas Sacatepéquez ¿cómo resolver estos problemas?

En el caso de San Lucas lanzamos en octubre un evento de licitación para construir un paso a desnivel y así agilizar el paso. Esta construcción constaría unos Q15 millones para a ayudar a reducir de un 100 por ciento a un 20 por ciento el tiempo para pasar por el lugar; sin embargo, es una zona que está creciendo mucho y lo que se plantea para el futuro es un libramiento, pero este es un proyecto más caro, que involucra factores más complicados como el derecho de vía y una infraestructura mayor.

Tengo entendido que ya se recibieron las ofertas y que la obra comienza el 3 de diciembre y su tiempo de ejecución son 12 meses, pero si el próximo Gobierno le presta más interés el tiempo se puede reducir a ocho o nueve meses.

¿Qué porcentaje de ejecución del presupuesto tendrá su ministerio?

El año pasado terminamos la ejecución presupuestaria con un 96.6 por ciento, el más alto en los últimos 11 años y se ejecutaron alrededor de Q 5 mil millones. Este año el Presupuesto aprobado fue de Q6 mil millones y para septiembre habíamos logrado ejecutar arriba de los Q4 mil millones, lo cual nos daba la ejecución presupuestaria más alta en la historia registrada en el Sicoin -Sistema de Contabilidad del Estado-, que tienen datos desde 1998.  Este año llegaremos arriba del 95 por ciento; sin embargo, hemos tenidos problemas en el Ministerio de Finanzas por la baja recaudación lo cual nos limita en la fuente 11, que es importante para la ejecución, por lo que no se nos ha dado la cuota que se ha solicitado a pesar de que se tiene el espacio presupuestario.  Estamos haciendo proyecciones que van más o menos alrededor del 90% pero si mejora la recaudación tendríamos algo más alto.


Fuente: Prensa Libre.

15 vistas