Los partidos políticos sin límite para gastar en proselitismo

Estos desembolsos son considerados como gastos de funcionamiento, por lo que el TSE no fija ningún techo de gastos.

El TSE explicó que los partidos políticos nunca han tenido un techo para el gasto en proselitismo.

Mientras más se acerca la convocatoria a Elecciones Generales, las organizaciones políticas afinan su estrategia para dar a conocer el nombre del partido, emblema y engrosar su cantidad de afiliados. En el último trimestre de 2018 las organizaciones han utilizado las redes sociales, pautas en televisión y han colocado vallas para cumplir ese objetivo. Lo anterior está permitido por la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), la legislación lo define como proselitismo; pero no hay un límite para gastar en este.


“No hay un techo, nunca ha existido”, explicó el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Mario Aguilar. El magistrado aseguró que los recursos que los partidos utilizan para realizar proselitismo son considerados gastos de funcionamiento y que estos deben ser reportados trimestralmente al tribunal; lo cual, según Aguilar, lo han cumplido en los últimos meses.

Pero el proselitismo no es solo dar a conocer el logotipo de un partido político; también incluye formación y capacitación de afiliados, difusión de ideología, definición de programa político y propuestas concretas de cada organización, según el Artículo 20 de la LEPP.

Los partidos únicamente reportan los gastos en los que incurren, pero el TSE carece de un mecanismo que mida el impacto sobre la formación de sus adeptos.


“NO VIOLAMOS LA LEY”

Las organizaciones Vamos y Podemos están entre las que más presencia en medios de comunicación mantienen. Alejandro Giammattei, secretario general de Vamos, aseguró que las vallas que ha colocado su organización “no pasan de 40 a nivel nacional”. Recalcó que en estas únicamente se llama a la afiliación y dijo, sin precisar, que la mayoría han sido pagadas por los miembros de comités ejecutivos departamentales.


Roberto Arzú, representante de Podemos, indicó en programa de televisión Con Criterio que se han instalado 350 vallas en todo el país y que estas fueron financiadas por “muchas personas que han dado el paso al frente y que creen en un proyecto político nuevo”. Ambos políticos aseguran que no han violado la Ley Electoral.

A criterio del politólogo Renzo Rosal, al no existir un techo de gastos en proselitismo; la organización que más cuente con dinero podrá tomar “ventaja” para posicionarse antes de marzo de 2019 cuando oficialmente se inicie la campaña electoral.


SIN PLANIFICACIÓN

Aunque el Artículo 21 del Reglamento de la Unidad de Medios del TSE indica que los partidos que requieran de medios de comunicación para hacer proselitismo, deberán presentar una planificación anual (en junio de cada año); dicho plan no se presentó ante el órgano electoral, sino fue directamente en el tribunal. El magistrado Mario Aguilar dijo que la planificación será en 2023.

Fuente: El Periódico


18 vistas